Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Enrique Ponce: "Gracias a Huelva por tantos años de fidelidad a mí"

 

Enrique Ponce regresa a Huelva. Han sido varias Colombinas de ausencia de uno de los toreros más queridos por la afición onubense en las dos últimas décadas. Un torero fundamental para entender este nuevo tiempo en la vida de la Merced desde su reinauguración en 1984. Enrique Ponce regresa a Huelva y ésta es una de las grandes noticias de una feria, su feria, que, como no puede ser de otra manera, le espera con el mismo cariño y expectación de siempre pero multiplicado por cada año que hace que no viene. También para él, para el maestro, la del 1 de agosto es una fecha especial. Aquí lo dice...

 

 

- Han sido varias temporadas de ausencia en Huelva. Teniendo en cuenta la relación tan estrecha y especial que desde su debut tuvo con la Merced, ¿ha echado de menos estar en Colombinas?

Sí, mucho. Es una plaza y una afición en la que entré y conecté desde el primer día. Estoy feliz de volver. 

 

- La Merced cumple ahora treinta años desde su reinauguración, que fue un renacer, a su vez, de la ciudad a los toros. Y en esas tres décadas, usted ocupa un lugar protagonista. Lo conoce bien. ¿Cómo definiría al público de Huelva?

Es un público muy entregado y sensible al buen toreo. Una gran afición que entiende las dificultades de un toro y valora al torero en función del toro que tiene delante. 

 

- ¿Recuerda de alguna manera especial alguna de sus tardes en Colombinas?

Recuerdo muchas grandes tardes en Huelva, ya que siempre fue una plaza talismán para mí, pero sobre todo la tarde de la despedida de mi compadre Miguel Báez "Litri". Nunca olvidaré aquella tarde en la que yo mismo vestido de luces, pues fue una gran tarde en la que triunfamos los dos, paseé en hombros a Miguel por las calles de Huelva hasta su casa. 

 

-  Se encuentra, maestro, en su vigésimoquinta temporada como matador de toros. Mira hacia atrás, ¿y qué ve?

Sobre todo, una bonita y gran trayectoria sin ningún altibajo. Eso es casi milagroso. 

 

- ¿Quién le ha dado más a quién: Ponce al toreo o el toreo a Ponce?

Sin duda, el toreo a mí. Lo que haya aportado al toreo no soy yo quien debe decirlo.  

 

- Pero dicen de usted que es un torero de época…

Y es bonito que así lo piensen. Soy un torero que siempre ha intentado darle todo a su profesión y que tiene la suerte de haber recibido también mucho a cambio. Pero es verdad que tener el reconocimiento del público, de los aficionados y de los propios profesionales es con lo que uno siempre sueña.

 

- A lo largo de estos 25 años como matador de toros, sí es verdad que ha compartido época con toreros de distintas generaciones. ¿Ha cambiado mucho el toreo en este tiempo y en esa transición? ¿Qué echa de menos de otro momento y qué le hace disfrutar más del actual?

Por supuesto que el toreo a cambiado desde los 90 hasta ahora. El toreo está en constante evolución y se busca siempre un mayor perfeccionismo tanto en el toro como en el toreo. Ha habido una evolución en la bravura del toro y hoy se cae y se para muchísimo menos que en los 90. 

 

- Maestro, ¿está la Fiesta tan en peligro como dicen?

Yo no lo veo así, aunque es verdad que la afición de hoy en día se ha vuelto más elitista, es decir, le gusta ver a las figuras y carteles muy rematados. Y pienso que hay que apoyar más a las novilladas, ya que de ahí depende gran parte del futuro de la fiesta. 

 

- Del presente y del futuro de la Tauromaquia, ¿qué le preocupa y qué le da más esperanza?

Me preocupa la escasez de novilladas que hay en las ferias y ese apoyo que necesitan quienes en un futuro cercano serán las nuevas figuras del toreo. Debería haber mayor información de lo que es el toreo y por qué está tan arraigado a nuestras costumbres y forma parte de nuestra cultura e historia para que de esta manera los niños de hoy entiendan mejor nuestra fiesta y serán ellos los que la mantendrán sin ningún tipo de complejos absurdos. Me da esperanza ver que se van tomando estas medidas o, por lo menos, estamos todos más concienciados en hacer cosas positivas para el mañana de la fiesta. El apoyo mediático y el fomento de nuestra fiesta también es fundamental.

 

- Con todo conseguido en el toreo, con nada ya que demostrar, ¿cuál es hoy el reto profesional y artístico de Enrique Ponce?

Sobre todo, ahondar en mi toreo para perfeccionarme día a día y buscar la perfección, que casi siempre es imposible de alcanzar. En estos momentos, cuando cuajo un toro a gusto, lo disfruto mucho más que antes. 

 

- ¿Y entiende que está en su momento personal de más cuajo? ¿O eso en una trayectoria como la suya es muy difícil de determinar?

Yo creo que estoy toreando mejor que nunca. 

 

- ¿En qué es mejor Enrique Ponce de aquél que estuvo por última vez en Huelva hace seis temporadas?

Bueno... Posiblemente en ese poso que da el tiempo y que en el toreo es esencial para torear cada día mejor. Es un poco como los buenos vinos que ganan con el tiempo. 

 

- ¿Qué le dice el cartel del 1 de agosto en Huelva?

Creo que es un cartel muy rematado con tres toreros que están en muy buen momento, que dan todo lo mejor que tienen y una corrida de toros de Pereda, que en Huelva no suele fallar. 

 

- Si le pudiera poner voz a un brindis a la afición de la Merced, ¿qué le diría?

¡¡Gracias por tantos años de entrega y fidelidad hacia mí!!  

 

 

 

 

colombinas 2017

@toroslamerced
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información