Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Huelva le reconoce a Enrique Ponce sus 25 años de magisterio

La afición de Huelva renovó ayer aquello que tiene ya muchos años de vigencia: su admiración y respeto por Enrique Ponce. El maestro valenciano cumple 25 años como matador de toros y eso no se le pasó por alto a la afición onubense, que le dedicó una cerrada e improvisada ovación nada más que Ponce se quedó se quedó solo en el ruedo para recibir a su primer toro. Luego, como tantas ocasiones, se llevó una carabela de plata que le entregó el alcalde de la ciudad en nombre de ella, que hace mucho ya le eligió como uno de sus toreros.

 

Enrique Ponce invitó a sus compañeros de cartel a compartir con él la ovación del público, puesto en pie. Aunque Morante y Manzanares, en señal de respeto, dieron un paso atrás para que el maestro recogiera por entero lo que suyo era. Primero, como queda dicho, el aplauso cerrado de la plaza entera, a la que el diestro respondió enviando un fuerte abrazo. Luego, Carlos Pereda como empresario de La Merced y Gabriel Cruz como primer edil le entregaron esa carabela de plata que Ponce acogió con un prolongado beso para luego mostrar a modo de ofrecimiento ese pequeño trofeo, réplica de tantas carabelas como Enrique ganó durante todo el tiempo que fue dueño y señor de las Colombinas.

 

 

 

De hecho, es innegable que Enrique Ponce es uno de los toreros predilectos de la afición de Huelva. Con Litri compartió el cariño de Huelva durante muchas temporadas y con ese cariño se quedó entonces para él una vez retirado Miguel Báez de los ruedos. Y así sigue siendo. El valenciano lo comprobó por última vez cuando, desde los medios, se despedía del público en medio de esas palmas al compás de Huelva que tantas cosas significan.

Festival Taurino Fundación Laberinto

precios festival

@toroslamerced
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información