Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Cuadri, la ilusión de las Colombinas

20190707 cuadri001Dicen que las coincidencias no existen y su caso lo confirma. Fernando Cuadri anda de retirada de la gestión diaria y en el campo de la ganadería familiar que le ha tenido como referente en las últimas décadas. Sigue ostentando la representación de la vacada, pero, como su padre hiciera un día con él y sus hermanos, ha cedido ya el timón de lo cotidiano a sus sobrinos, encargados de la cocina del presente y el futuro de un hierro que es un poco parte de todos los onubenses. Hablábamos de las coincidencias… Resulta que, justo el año en que Fernando, humilde y callado como siempre, encamina sus pasos al hueco en la historia de su casa que don Celestino marcó, los toros de Cuadri regresan a las Colombinas y a Huelva. Dieciséis años después. Ya había ganas. Por ambas partes. Y, especialmente, entre los aficionados, deseosos de ver ondear en el mástil de las expectativas de su feria la bandera con la H de la tierra a la que ha llevado por lo más importante del orbe taurino. Por eso es uno de los grandes alicientes de la feria que viene desde que, el año pasado, empresa y ganaderos fijaran su compromiso para esta vuelta del 1 de agosto.

 

Siendo como es Colombinas un ciclo de estructura tan definida y estable, la altera sensiblemente en 2019 para que los toros de Cuadri pisen la arena de su casa. Su regreso ha sido uno de los pilares sobre el que se ha construido todo lo demás. De ahí que se haya incrementado en una corrida de toros más la oferta de la feria, para añadirle el valor de la variedad con un cartel que, ya en lo ganadero, ya en cuanto a los toreros, suma un plus de diferencia a la naturaleza propia de las Colombinas. Esta ilusión de la empresa Espectáculos Taurinos La Merced encuentra ya la correspondencia de público y aficionados, como se ha podido pulsar desde su presentación hace unos días. Pero esta misma ilusión late también intensa en los campos de Trigueros, en los dominios de Comeuñas, donde una decena de toros “muy en el tipo de la casa”, con su habitual presencia impecable, pastan y pasan el tiempo que queda hasta el 1 de agosto. “Junto a Madrid, Huelva es la plaza que más presión nos mete. Es nuestra tierra, es nuestra gente, son nuestros amigos y, además, sabemos la expectación que hay con la corrida y las expectativas en nosotros. Lo último que uno quiere es defraudar a los suyos, a quien más le quiere, de ahí la preocupación. Pero, como en esto del toro cada vez más, la presentación es casi lo único que queda en manos del ganadero, podemos decir que esa presentación está y que, por ello, vamos tranquilos”, reconoce Fernando Cuadri, mientras reúne los toros y relata las singularidades de algunos de ellos con la apostilla de Gaspar, otro hombre 20190707 cuadri002sabio en esta fuente de sabiduría que es esta casa ganadera. “Es normal que hayamos tardado tanto en volver a Huelva. Es una feria con una filosofía muy definida, cortita y siempre rematada, con carteles espléndidos. Pero ya sabemos que las figuras no nos tienen demasiado cariño, por eso entendemos no haber entrado en Colombinas estos años”, explica Fernando. Que también se refiere a El Cid, Manuel Escribano y Rafael Serna a la hora de valorar el cartel de su vuelta a La Merced. “Son toreros de características diferentes, pero con capacidad para sacarle partido a nuestros toros. Y algo que valoramos muchos: con cuadrillas que le pueden dar a la corrida la lidia más adecuada para que saquen a relucir las virtudes que tenga”, indica el ganadero.

 

De la pared de piedra que delimita el cercado donde se encuentran los toros de Huelva hacia afuera, como una metáfora de su nuevo rol, Fernando asiste a la teórica que Gaspar y otros vaqueros le dan cada día al encierro. La teórica es la carrera diaria, el entrenamiento a los toros para que se ejerciten y vayan afinando su fondo físico para la exigencia de la lidia. “Hemos reservado diez ejemplares porque siempre nos gusta prevenir suficientemente en caso de baja. Más o menos, nosotros tenemos claro los ocho que deben ir a La Merced. Es una corrida muy abierta de sementales, los hay de cuatro diferentes y sólo uno de ellos del encierro que fue hace unas semanas a Madrid”, una cita a la que Fernando no deja de darle vueltas en su cabeza. Y, aunque su análisis personal e íntimo va muchos más allá de catalogar el juego de esa corrida en el cliché siempre tan simple de si fue brava o mansa, encastada o parada, se lo reserva para él porque a lo que se resiste es a que nadie piense que pone excusas. Una forma de ser marca de la casa. Incluso afirma que “estamos en baja, en un momento que no es el mejor, pero justo por ello pienso que sería precioso tomar la cuesta arriba en Huelva, en nuestra tierra. Eso nos daría un ánimo y un impulso muy importante”. Lo dice mientras pierde su mirada sabia y tan honda en el horizonte de esos diez toros elegidos para lo que, más tarde o más temprano, tenía que venir. Porque hay marcas que se marcan ya para siempre y por siempre laten. La marca es la H de honestidad, humildad, honradez y hombría de bien que es sinónimo de esta estirpe ganadera. La piel la pone Huelva. Su plaza de toros. Su casa a la que vuelve Cuadri.

 

VÍDEO: Cuadri regresa a Colombinas

 

 

20190707-cuadri003.jpg 20190707-cuadri004.jpg 20190707-cuadri005.jpg 20190707-cuadri006.jpg 20190707-cuadri007.jpg 20190707-cuadri008.jpg 20190707-cuadri009.jpg 20190707-cuadri009b.jpg 20190707-cuadri010.jpg  

 

precios Colombinas 2019

#megustaHuelva #megustaColombinas

Cuadri regresa a Colombinas

@toroslamerced
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información