Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Cuando la realidad es tan bonita como la expectación

José TomásCon tres orejas en el esportón, salió Jose Tomás a hombros por la puerta grande de la Plaza de Toros La Merced después de brindar una esplendida tarde de toros, estando asi a la altura del tremendo interés suscitado para esta corrida en tarde de “no hay billetes” y tarde algo mas fresquita que el dia anterior.

 

En su primero de nombre Destocado, negro bragao de Victoriano del Rio, el de Galapagar desplego todos los matices que adornan su personalidad en un sensacional quite por chicuelinas que despertaron las primeras ovaciones de la tarde para comenzar seguidamente su faena con unos estatuarios sin inmutarse en la mismísima boca de riego. Faena de derechazos de mano baja y mucho temple en la muleta, que tuvo su continuación en serie de esplendidos y ligados naturales, rematados con un toreo de frente y planta erguida que calaron muy hondo en los tendidos. Tras pinchazo y estocada, la primera oreja de la tarde la paseo Jose Tomas por el albero mercedario.

 

En su segundo, tercero de la tarde, se encontró Jose Tomás al mejor toro de la tarde, un negro mulato con el hierro de Jandilla y Granado de nombre, con el que el diestro desplego un toreo sencillamente magistral. Tras sensacional quite por tafalleras y delantales, buen par de Fernando Casanova y estupenda brega de Jose Maria Soler, el burel acudia con prontitud, codicia y mucha transmisión a la muleta que le ofrecia el diestro, en tandas por ambas manos de toreo templado, mano baja y ligazón, rematado con apretadas manoletinas sin inmutarse, finalizando con estoconazo hasta los gavilanes y recibiendo las dos orejas como premio a su labor.

 

Ya en el quinto, de nombre Burriño y con el hierro de El Pilar, Jose Tomás se encontró con el animal más complicado de su lote sobre todo por el lado izquierdo, piton por el que tenia poco recorrido y en el que tras estocada algo trasera recibió una calurosa ovacion desde el tercio.

 

Venía Morante de la Puebla a Huelva vestido con un precioso terno caña y oro para encontrarse con un primer toro de nombre Ilustrado con el hierro de Cuvillo y con el que no pudo desarrollar su estético y personalísimo concepto del toreo, debido a una aspera y a veces violenta embestida.

 

Morante

En su segundo, cuarto de la tarde, negro mulato y con el hierro de Juan Pedro Domecq, Morante pudo lucirse con el capote, recibiendo con preciosas verónicas al astado, lances que volveria a realizar en un precioso quite que gusto mucho en el tendido. Ya con la muleta, en la primera parte de la faena, el toro repetía con clase y transmisión, circunstancia que propicio ese señorial toreo de empaque y regusto que atesora el sevillano, circunstancia que se mantuvo el tiempo que aguanto el fuelle del Juanpedro. Tras estocada algo caída una oreja fue el premio a su labor.

 

En el sexto, un Seductor con la divisa de Zalduendo, Morante quiso mas que pudo debido a la poca clase del astado, un burel que acudia a los engaños algo bronco y con el que el de la Puebla apenas pudo conseguir un par de tandas dignas de mención.

 

Salida al final a hombros por la Puerta Grande de Jose Tomás entre el clamor de una afición que despedia muy cariñosamente también a Morante de la Puebla camino del patio de cuadrillas.

 

 

 

 

colombinas 2017

@toroslamerced
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información